Daños estructurales más frecuentes en un edificio

Daños estructurales más frecuentes en un edificio

En el ámbito de la construcción, los daños estructurales en un edificio son un problema que debe ser atajado inmediatamente, pues pone en riesgo la seguridad de las personas que hacen vida en él. 

Sin importar qué tan antigua sea una edificación, es propensa a presentar este tipo de deterioro por diversas causas; es por ello por lo que a continuación detallaremos cuáles son algunos de ellos y cómo repararlos. 

Daños estructurales en un edificio 

Ante todo, los daños estructurales en un edificio aparecen por múltiples causas. Para ilustrar, condiciones adversas del clima, un mantenimiento de mala calidad, eventos geológicos como hundimientos o fallas en el diseño pueden provocar que surjan los siguientes inconvenientes: 

Grietas o fisuras 

Las fisuras se reconocen cuando el espesor de la rotura es de 1 milímetro o más y causa estragos a una parte de la estructura, sea esta un muro, viga o soporte. El origen de las grietas suele ser variado: movimientos telúricos, fallas en los cálculos a la hora de diseñar, desgaste del material, entre otros. 

Ruptura de alicatados 

Esto podemos reconocerlo cuando las piezas dispuestas se despegan. Para prevenir su agrietamiento, te sugerimos  hacer uso de un material de soporte dúctil para que el alicatado esté más estable. 

Humedades 

Entre los daños estructurales de un edificio, este es uno de los más comunes. Podemos apreciar problemas ocasionados por la humedad en áreas cercanas a tuberías, pues debido a un mal aislamiento, la humedad se concentra y surgen fallas estructurales. 

Asimismo, la fractura de cañerías es capaz de dar inicio a estos desperfectos, pues se produce un goteo de agua que daña, tanto interna como externamente, al muro de un edificio. El menoscabo ocurre porque la humedad es absorbida, propiciando un proceso de oxidación interno, lo cual termina con una descomposición que debilita el material de la construcción. 

En una misma línea, una estructura también puede representar filtraciones, las cuales aparecen cuando el agua se filtra. En este caso, el daño es mucho más grave y se visualiza por medio de grietas y fisuras de un tamaño considerable. 

Desconchados de pintura

Si observas que la pintura de un edificio se está desenganchando, quiere decir que esta ya perdió sus propiedades adherentes, seguramente por el paso del tiempo. Revertir esta situación es un poco más sencillo; se debe quitar la pintura, limpiar el área y colocar una nueva capa de pintura. 

Menoscabo en fachadas 

A veces nos olvidamos de prestar atención al estado de nuestras fachadas, pero es importante dedicarles tiempo, pues están expuestas a las inclemencias del clima. En consecuencia, la capa superficial se puede soltar o una rotura es factible

Cómo reparar daños estructurales

Primeramente, corregir daños estructurales en un edificio debe ser una tarea llevada a cabo por un técnico especialista en la materia, pues existen varias maneras de recomponer estos daños. 

Por ejemplo, como primer paso para enmendar una construcción de hormigón, se eliminan todas las partes que ya no poseen agarre gracias al proceso de oxidación. Con esta acción, evitamos el riesgo de caída de piezas mientras se trabaja. 

Luego en cuanto a cómo reparar daños estructurales, se limpia la parte del edificio a tratar y se pasa a un proceso de pasivación, el cual busca recobrar los volúmenes de hormigón perdidos por culpa por la humedad. Por último, se efectuará una restauración decorativa. 

En cuanto a una filtración, se procede a arreglar las partes perjudicadas luego de que un profesional haya hecho un estudio. Por otro lado, si tu fachada presenta signos de deterioro, lo mejor es eliminarlos y utilizar un impermeabilizante que proteja la estructura del sol, la lluvia y la nieve. 

Si tus alicatados ya necesitan mantenimiento, el procedimiento consiste en retirar las piezas y reemplazarlas. Cabe destacar que todas estas soluciones deben estar respaldadas por un informe técnico de daños estructurales, el cual consiste en un análisis de los quebrantos que puede tener una edificación. El informe explica el problema, su extensión y posibles orígenes. 

En Doble Cubierta somos especialistas en la rehabilitación e impermeabilización de fachadas, por lo que si has notado algún problema en ella, no dudes en pedirnos un informe técnico de daños estructurales. Contáctanos y estaremos encantados de atenderte. 

 

Publicado el 12/4/2022
RSS 2.0 (Blog de rehabilitación de edificios: fachadas, patrimonio y estructuras)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios

Tus datos serán tratados por PROYECTOS Y SUBCONTRATAS, S.L., con la finalidad de publicar tu comentario, así como enviarte a posteriori información comercial de aquellos productos o servicios que consideremos que puedan ser de tu interés. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad: https://www.adelopd.com/privacidad/proyectos-y-subcontratas-sl

Imágenes

Si el sitio web incorpora imágenes/ videos de personas identificables ha de contar con el consentimiento expreso de dichas personas.

Nombre y Apellidos

Si el sitio web incorpora datos de personas identificables ha de contar con el consentimiento expreso de dichas personas.

Tiempo de carga: 0.443 segundos